miércoles, 27 de enero de 2016

A CERVECERÍA DA CASTELA (Narón)


Hace tiempo un amigo me habló bien de las hamburguesas de "A Cervecería de Castela" situada en la Carretera de Castilla 272, por la zona del actual ayuntamiento de Narón, cosa que me hizo colocarlo en mi lista de sitios para visitar, pues bien, aprovechando una comida de trabajo que tenía el miércoles con un colaborador de nuestro portal y dado que les debía una visita, decidimos ir a este sitio para probarlo, aunque esta persona ya había estado en otras ocasiones.


Aunque este establecimiento lleva abierto mucho tiempo, es desde el año 2011 cuando se pone en manos de su actual gerencia, un joven empresario con experiencia demostrada en la hostelería y que tiene más locales de restauración. El sitio es muy grande, cuando entras tienes una barra muy alargada, zona que se comparte con varias mesas donde pueden comer o cenar hasta 40 personas y donde también hay un parque infantil, al fondo tiene otros dos comedores uno de ellos privado totalmente separado y decorado al estilo bodega donde se pueden hacer celebraciones privadas, entre ambos pueden albergar a otras 40 personas.



El tipo de comida que nos ofrecen está orientada básicamente al picoteo de raciones (raxo varios estilos, zorza, calamares, chipirones, croquetas, albóndigas, pollo, etc), sartenadas, bocadillos, tortillas, hamburguesas, perritos, sándwiches y platos combinados, entre otras cosas. Este sitio se diferencia de otros por varias cosas, ofrece una selección de hamburguesas diferentes, tanto por sus combinaciones como por sus tipos de carnes exóticas (ciervo, toro de lidia, buey, búfalo, avestruz, cocodrilo, canguro, cebra, entre otras) y por sus panes, y también por ofrecer productos "Maxi" tanto en comida como en bebida, hamburguesas, perritos, pinchos moruno, sándwiches, pepitos, etc, de tamaños muy grandes, orientados para compartir o para personas valientes.

Nosotros en esta ocasión íbamos con intención de comer hamburguesas de carnes exóticas, pero el camarero nos dijo que tardarían media horas, ya que las hacen a fuego lento, dado que no teníamos mucho tiempo optamos por tomarlas de carne normal pero con combinaciones diferentes, en mi caso tomé la "Castela" que lleva pan del país, hamburguesa de ternera, cebolla pasada por la sartén, jamón serrano y queso brie, todo ello acompañado de patatas fritas, una combinación buena, diferente y con un tamaño más que suficiente para no poder tomar un postre, la otra persona se tomó una hamburguesa completa, que es de un tamaño considerable y también acompañado de patatas fritas, a todo esto, antes para abrir cuerpo tomamos una tapa de alitas de pollo morunas, la verdad yo fui capaz de terminar todo pero mi compañero de mesa dejo casi una cuarta parte, todo esto acompañado de un par de cervezas y unos cafés, el montante de la cuenta ascendió 19€.





La verdad un sitio con alguna oferta gastronómica diferente que tenemos en nuestra comarca, donde tanto puedes picar unas raciones (abundantes por cierto), como comer un menú del día muy variado, disfrutar de unas hamburguesas diferentes o incluso retarte a tomar algún producto "Maxí" al más puro estilo crónicas carnívoras. Tiene unos buenos precios, un local grande muy bien puesto, una atención correcta y rápida y unos productos distintos, sin duda volvería.

En su facebook puedes ver un montón de fotos tanto del establecimiento como de los platos que nos ofrecen, pincha aquí para acceder.

Saludos.