viernes, 18 de marzo de 2016

CASALEXO (Ferrol)


La pasada semana fui a cenar con unos amigos a "Casalexo", establecimiento situado en la calle Pardo Bajo que se caracteriza por ofrecer una cocina tradicional con productos frescos en una carta muy sencilla que siempre suele introducir a mayores algunas sugerencias que giran en torno a la oferta del mercado de ese día. El local no es muy grande y el comedor comparte zona con la barra, por lo que en ocasiones puede llegar a haber un poco de bullicio de más.



En esta ocasión fuimos tres matrimonios, eso sí, previa reserva ya que el local está muy solicitado, sobre todo en fin de semana. Su carta es sencilla pero muy variada y tiene cuatro apartados perfectamente diferenciados, entrantes para compartir, una selección de platos con huevos, carnes y pescados, y tienen también una extensa y variada carta de vinos con más de sesenta referencias. 

Nosotros para esta cena de beber pedimos unas seis cañas, un par de botellas de agua y aconsejados por el establecimiento una botella de vino crianza D.O. de Madrid de bodegas "La Casa de Monroy" llamado "El Repiso", para comer decidimos pedir varias cosas para compartir y optamos por dos raciones de "Croquetas de queso y nueces con mermelada de moras", dos raciones de "Queso de cabra a la plancha con verduras y px", una de "Calçots, alcachofas y foie micuit a la plancha", un "Entrecot de buey" y una "Croca de ternera de Forgoselo con salsa de vino de Oporto", estaba todo muy bueno y la raciones eran abundantes, destaco el queso de cabra a la plancha, me encantó, las carnes al punto de cocinado, muy bien, aproveché para probar los Calçots que es un producto que hacía mucho tiempo que tenía gana de comer y en la zona no hay ningún sitio donde los cocinen, un producto similar al puerro pero más pequeño que es una variedad de cebolla que se da fundamentalmente en la zona de Cataluña, merece la pena degustarlos. El servicio muy bueno tanto por la atención en mesa como por la rapidez y el orden de los platos.






Puesto que dejamos una hueco a propósito para poder degustar los postres caseros que hacen, la elección fue muy variada, "Coulant con helado de mandarina", "Tarta de Filloas" que fue la que tomé yo y que es similar a la típica tarta de la abuela pero que en vez de la galleta le ponen filloas, me costó acabarla pero estaba muy buena, se probó también la "Crema de Cítricos" y la "Tarta de queso", pude probar un poco de cada uno y la verdad un merecido reconocimiento, muy buenos todos. De precio pagamos 124€.




Un sitio del que me habían hablado muy bien y que me gustó mucho, sin duda lo recomiendo, una carta distinta, variada y que se complementa periódicamente con platos fuera de carta, buena bodega, un servicio rápido y bueno, precios asequibles, vale la pena probarlo, recomendable hacer reserva previa.

Saludos.

miércoles, 9 de marzo de 2016

MAMA PIANA (Valdoviño)


El pasado fin de semana fui comer a "Mamá Piana", para el que no lo conozca es un establecimiento que está situado en La Carreira Nº65 (Valdoviño) que lleva abierto desde finales del 2013 y que ofrece una cocina tradicional con inserción de algunos platos diferentes en un entorno muy acogedor, una antigua casa de piedra restaurada la cual está presidida por una lareira que en los días de frío hace aún más acogedora la estancia.



En esta ocasión fui con mi mujer, para beber tomamos un par de cañas y para comer, después de darle un repaso a la carta la cual se complementaba a mayores con algunas sugerencias del día, decidimos pedir un par de cosas para compartir, de primero unas "Filloas rellenas de Langostinos y verduras", cuatro por ración, buena presentación y buena preparación, estaban muy ricas, y de segundo "Raxo", una ración muy abundante, preparado con una salsa espesita que le daba un gusto formidable, estaba muy buena también, previamente y para hacer la espera más llevadera nos trajeron un fiambre de cocido que preparan ellos que me encantó, se asemeja a la cabeza de jabalí pero hecha con la toda la carne del cocido. Para terminar tomamos un variado de postres, donde a parte de venir la bolla de nata que tienen ellos, nos trajeron una nueva tarta que van a introducir próximamente en su carta, que es de chocolate y galleta con toffe, estaban todos los postres impresionantes no sabría decir con cual me quedo, de precio pagamos 25€.





Mamá Piana es un sitio que sin duda recomiendo, un local muy acogedor, una atención muy buena, la comida rica y con muchas opciones, y unos precios asequibles. Dispone de aparcamiento propio y es recomendable sobre todos los fines de semana hacer una reserva previa.

Saludos.

sábado, 5 de marzo de 2016

CORUÑA KYOTO (A Coruña)


Para los que nos seguís habitualmente, sabéis que por norma general hablamos de los restaurantes de nuestra comarca, pero cuando algún establecimiento de fuera nos parece interesante nos gusta compartirlo con vosotros. Hace mucho tiempo que tenía ganas de ir a un buen restaurante japonés y puesto que la semana pasada estuve por Coruña aproveché para ir al "Coruña Kyoto" situado en la calle Federico Tapia, 56, muy próximo a la Plaza de Vigo, un restaurante con muy buena fama que ofrece cocina japonesa complementada con algunos platos de cocina tailandesa.






En esta ocasión fuimos a comer dos personas, para beber pedimos una cerveza japonesa "ASAHI" muy recomendada para acompañar con este tipo de comida, y para comer, después de darle unas cuantas vueltas a la carta optamos por que nos aconsejara el dueño del local y nos decidimos por tomar de primero y para compartir un "PAD THAI" que son tallarines de arroz con langostinos, salsa de tamarindo y cacahuete, y de segundo, como no, pedimos por un variado de "SUSHI" que se componía de 12 piezas de NIGIRI que son bolas de arroz prensadas y con una pieza de pescado crudo por encima, en este caso eran de atún rojo, salmón, pez mantequilla, jurelo, lubina y sargo, había también 4 piezas de HOSOMAKI que son rollos de arroz delgados con alga por fuera y rellenos de pescado, en este caso de atún rojo y otras 8 piezas de URAMAKI que al revés que el anterior lleva el arroz por fuera y el alga Nori y el resto de ingredientes por dentro, en este caso los había de langostino y de anguila con cobertura de salmón y de aguacate, todo acompañado de wasabi y salsa soja para reforzar los sabores y un poco de jengibre encurtido para limpiar el paladar entre pescado y pescado,  la verdad me gustó mucho todo, sobre todo el primero, respecto al SUSHI unos mas que otros, pero he de destacar que el nigiri de atún rojo estaba muy bueno. Terminamos probando uno de los postres mas conocidos de esta cultura que son los DORAYAKIS que es un bizcocho relleno de pasta de judía roja y que en esta ocasión lo acompañaron con una compota de frutas, de precio no es barato, pagamos 70€.



Una gran experiencia esta de comer con palillos que sin duda volveré a repetir, el local me gustó mucho al igual que su comida, respecto al servicio tengo que decir que es excepcional, la gente que te atiende están sobradamente preparados y son verdaderos profesionales. Lo recomiendo a todos los amantes de la gastronomía.

Saludos.